Archivo de la etiqueta: Catas de Vino

Nacho Terol, experto gastronómico, realiza Catas de Vino por toda España. nacho.terol@eventosdeautor.com

La Tonelería Murúa: donde se cría el vino

Subo un artículo y un vídeo de Carla Royo-Vilanova que ha publicado en Divinity. Es un artículo maravilloso que cuenta cómo una empresa española, Tonelería Murúa en La Rioja situada en Logroño, La Rioja, hace auténticas maravillas con las duelas de roble obtenidos de los bosques de distintas partes del planeta.

Pioneros en la elaboración de barricas, Tonelería Murúa se ha situado por méritos propios en una de las principales tonelerías de Europa y del mundo.

En el vídeo que adjunto podéis ver el meticuloso proceso de creación de una barrica, desde la madera, las duelas, su ensamblaje, los diferentes tipos de tostado hasta su montaje y pulido.

Una joya muy valorada por los bodegueros y enólogos y muy desconocida por el consumidor de vino y público en general.

Conocer las barricas y sus tipos, nos acercará aún más al maravilloso mundo de la cata y disfrute del vino ahondando en la naturaleza y lo que rodea al fruto que bebemos.

Artículo de Carla Royo-Vilanova.

Espero que lo disfrutéis!

Nacho Terol

@NachoTerol

Finca Moncloa 2.009. Rico vino tinto andaluz.

Finca Moncloa está situada Arcos de la Frontera, un pueblo interior de la Sierra de Cádiz en una zona conocida por los ancianos del lugar como “la tierra de las viñas de Arcos” y a la entrada de la ruta de los “pueblos blancos”. Sin duda, uno de los parajes más bellos de Andalucía y un enclave único para la elaboración de vinos de la más alta calidad.

Finca Moncloa es una apuesta por recuperar tradiciones perdidas y olvidadas. Primero rescatando una variedad autóctona casi desaparecida como la Tintilla de Rota y después arriesgando con la producción de un vino tinto en Andalucía.

Viñedos de Finca Moncloa de González Byass

Es curioso ver cómo poco a poco los bodegueros andaluces se atreven a rescatar tradiciones de sus antepasados y recuperan esos vinos tintos andaluces caídos en el olvido y enterrados por la merecida fama de los generosos y blancos. Excelsos ejemplos tenemos en Granada, la Serranía de Ronda y por supuesto Cádiz.

La Finca Moncloa se encuentra situada muy cerca del pantano de Guadalcacín y de la Sierra Valleja,  gozando de un clima mediterráneo con importantes contrastes de temperatura entre el día y la noche.

La Finca Moncloa dispone de 42 hectáreas de viñedo plantado con Cabernet Sauvignon, Syrah, Tempranillo, Cabernet Franc, Merlot, Petit Verdot y Tintilla de Rota. Se encuentra en una pendiente que permite una larga exposición al sol durante todo el año, produciendo uvas con intensa concentración, complejos aromas y los taninos necesarios para su envejecimiento que luego se refleja claramente en sus vinos.

El vino Finca Moncloa 2.009 que hoy comento está elaborado concretamente con con un coupage de  Syrah, Cabernet Sauvignon, Tintilla de Rota y Petit Verdot.

Vino Finca Moncloa

La Tintilla de Rota es una variedad tinta que ya se usaba para elaborar vinos en el siglo XIX. Durante el siglo XIX la Tintilla de Rota casi se extinguió en el Marco de Jerez por la expansión del monocultivo de la uva Palomino utilizada para la elaboración de Brandy y Fino. Esta inusual variedad de uva aporta intensidad al vino en el coupage de los vinos tintos y cuando la vendimia es tardía da lugar a un exclusivo y delicioso vino dulce (ya lo trataremos en otro post).

Ahora al lío.  Nos encontramos con un vino de 14,5 graditos. Con el coupage antes mencionado y una crianza de 9 meses en barricas de roble francés y Americano. Está adscrito a la Denominación Vino de la Tierra de Cádiz.

A la vista me encuentro con un vino de color rojo rubí intenso de capa alta con mucha lágrima. Un vino denso, comenzamos bien.

En aromas lo primero que nos viene a la cabeza son unas claras notas de regaliz y eucalipto, mentolado. Es un vino que ya en nariz presenta esa potencia y densidad de los buenos vinos. Poco a poco van apareciendo notas frutales (esa Syrah haciendo de las suyas) combinadas a la perfección con la crianza de 9 meses en barricas nuevas. Aparecen, como no, esos especiaditos tan ricos como la vainilla.  

En boca, como digo es un vino intenso, se nota la Cabernet que te llena la boca, complejo y rotundo. De los que no te deja indiferente al probarlo. Vamos que además de catarlo se disfruta, que es de lo que se trata. Vino con una personalidad muy definida. No es uno del montón. El vino es estructurado (recordemos esas lágrimas que caen por la copa), equilibrado, con notas suavemente golosas y taninos presentes pero no molestos en ningún momento, con nervio. Tiene cuerpo y alegría, como se le pide a un tinto del Sur!

Respecto al maridaje con platos es un vino de amplias miras. Combina a la perfección con cualquier tipo de plato o elaboraciones con salsas, estofados, cocidos y guisos, carnes blancas, rojas, pescados a la parrilla o grasos, todo tipos de quesos. En fin un vino muy bien hecho y aún más rico para disfrutar.

Sobre el precio, que siempre me gusta comentarlo, está alrededor de 15 € dependiendo el lugar donde se compre. Un vino rotundo, original y elegante para una buena mesa para triunfar si ningún género de dudas. 

Pago del Vicario 50-50 2.009

Hoy voy a hablaros de un vino que me gusta mucho el Pago del Vicario 50-50 concretamente de la añada 2.009.

La Bodega que lo elabora se llama Pago del Vicario y las 130 hectáreas que componen su viñedo se encuentran a 9 Km de Ciudad Real, en el término municipal de Las Casas junto a la ribera del río Guadiana y en las primeras estribaciones de los Montes de Toledo.

Bodega Pago del Vicario

Antes de comentar el vino en cata resumir que es un vino muy rico y resultón con una excelente relación calidad/precio. Dato a tener muy en cuenta en los tiempos que corren.

El Pago del Vicario 50-50 está elaborado con un coupage de dos uvas, la variedad autóctona Tempranillo acompañada de Cabernet Sauvignon, ambas vendimiadas por la noche, evitando las temidas prefermentaciones en el transporte a Bodega producidas por el impacto del calor. Un tándem perfecto que aporta beneficios mutuos al vino resultante.

El vino ha sido criado en barricas de roble americano, francés y del Cáucaso durante un periodo de 12 meses.

 pago-del-vicario-50-50

Pasando a la fase visual en la cata, nos encontramos que tiene un color rubí de capa media alta, buena y densa lágrima que se desliza con lentitud por la copa y un ribete con incipientes notas teja.

En nariz es muy frutal, destacando las frutas del bosque rojas y negras en sazón, notas balsámicas, especiados, eucalipto y algo de pimienta negra.

En boca es corpulento, con carácter, elegante y equilibrado, con carnosidad, muy afrutado, golosón con taninos domados, presentes los ahumados y especiados por su estancia en barrica, notas minerales y elegante acidez que te invita a seguir bebiendo. Muy buen paso de boca, medio-largo y aterciopelado.

El Pago del Vicario 50-50 es ideal para acompañar comidas de carne a la brasa, asados o salsas especiadas. Lo tomé con un corderito lechal y fue un maridaje fantástico.

Un vino con carácter y personalidad de los que te llaman la atención, lo apuntas y no te dejan indiferente. Insistir en la excelente relación calidad precio (entre 8 y 10€). Óptimo para pedir en restaurantes (no se va de precio) y estupendo para las comidas/cenas en casa para sorprender a familiares y amigos.

Aquí va una lista de premios,…aunque lo mejor es catarlo!

Premios del Pago del Vicario 50-50

Medalla de Oro Concurso Internacional Cinve Valladolid 2012 Medalla de Oro Chalenge International Du Vin (Francia) Medalla de Oro Expovina Wein Contest (Suiza) Tropheé Prestige Les Citadelles Du Vin (Francia).

Nacho Terol

Experto Gastronómico

@NachoTerol

La Masa Madre. Fundamento de un buen Pan

Cada día más se está poniendo de moda realizar el Pan en casa. Sea porque la calidad del pan de las tiendas cada día es de más baja o simplemente por Hobby, la realidad es que cada día aumenta el número de personas que elabora pan en casa.

Apoyando esta tendencia, han aparecido tiendas que nos venden las máquinas panificadoras, kits para elaborar pan y todos los ingredientes necesarios para su correcta elaboración (diferentes tipos de harinas, de trigo, centeno, eco, no eco, de diferentes fuerzas…).

Elaboración del Pan

En este post me quiero centrar en la Masa Madre que es la “Madre del cordero, digo del pan” ¿qué es la Masa Madre?

Antes de la aparición en escena de las levaduras comerciales, el uso de la masa madre ha sido por mucho tiempo simplemente “fermentar el pan”, por eso al pan elaborado con la masa madre se le denomina “pan sin levadura”.

La Masa Madre es un cultivo de las levaduras presentes de manera natural en alimentos, como los cereales y bacterias presentes en el medio ambiente, en especial levaduras como la Sacharomyces cerevisiae, responsable también de la fermentación del vino y la cerveza (todo esto lo explicamos en las Catas de Pan, Vino y Cerveza). De hecho hay un tipo de cerveza producida por fermentación espontánea de las levaduras que hay en el ambiente llamada Cerveza tipo Lambic.

La masa madre es una mezcla de harina y agua que es fermentada por las levaduras naturalmente presentes en los cereales y otras que se incorporan  procedentes de la atmósfera.

Pan de Cerveza

Ahora viene la pregunta del millón ¿cómo elaboramos la Masa Madre? Para elaborarla necesitamos agua y un cereal, preferiblemente en estado de harina. Las levaduras suelen estar presentes en el exterior de los granos del cereal, así que es más conveniente usar harina integral, ya que la harina blanca carece del salvado, que ha sido extraído en el proceso de molienda. Si esta harina es prensada en molino de piedra (no de rodillos), mejor que mejor.

Se junta el mismo volumen de harina y de agua y la dejamos a temperatura ambiente. A lo largo de varios días (a partir de 3 días)  se desecha la mitad de la masa y se mezcla medio volumen de harina y agua “nuevas”, y se añade a la masa “antigua”, de esta manera se procura que a cada “carga de alimentos”, aumente la probabilidad de atrapar las levaduras y bacterias presentes en el cereal.

Al cabo de 2-3 días la masa empezará a burbujear y desprender un ligero olor avinagrado (similar al que proviene de la fermentación de zumos de frutas o cerveza). Se seguirá alimentando hasta que esas burbujas hagan que el espeso líquido aumente de volumen. En ese punto, la masa está preparada para ser usada en la elaboración de pan. Es importante vigilar la temperatura del proceso para que no suba en exceso ya que produciría la muerte de las levaduras. De hecho, la cerveza, hermana y sinónimo de pan a lo largo de la historia (Pan líquido) antaño se dejaba de hacer en verano por las altas temperaturas hasta que se descubrió la fermentación a bajas temperaturas con camisas de frío que permitió hacer cerveza todo el año (eso lo contaré en otro post).

Pan de Leña

Para una elaboración diaria de pan (como en las panaderías) se mantiene el cultivo vivo alimentándolo cada día con una dosis de partes iguales de harina y agua para que la levadura no muera y de esta forma siempre se mantenga con alimento, ya que es un ser vivo, se reproduce y muere sin alimento. Los cultivos de levaduras se guardan en frigoríficos. Por ejemplo en el caso de la cerveza, un frasquito con pocos centímetros cúbicos da para elaborar millones de litros de cerveza.

De la misma forma que hacen las grandes cerveceras con sus cultivos, podemos guardar este líquido espeso (o masa) en un bote en la nevera evitando que el líquido se congele ya que esto ocasionaría la muerte de las levaduras.

La ventaja de fermentar pan con masa madre es que la variedad de bacterias y levaduras, así como los enzimas que producen, dotan al pan de una rica gama de sabores y matices. Por contra los inconvenientes son la poca reproducibilidad, es decir: el sabor del pan puede variar de un día a otro, incluso de una estación a otra. Pero eso es lo bueno. No queremos un pan siempre idéntico…sería industrial, lo queremos artesano. No queremos un vino de diferentes añadas que sepa siempre igual…sería siempre el mismo. Cada vez más buscamos la diferenciación, la personalidad en cada elaboración, el terruño, el auténtico sabor de lo natural. El criterio artesano es el que se debe imponer en este tipo de elaboraciones.  Lógicamente el trabajar con Masa Madre requiere tiempos de fermentación mayores y dificulta la elaboración “industrial” haciendo que este tipo de fermentaciones quede relegada a hogares y producciones artesanales.

@NachoTerol

nacho.terol@eventosdeautor.com

Cepa 21 Hito: vino de la Ribera del Duero

Subo la cata de un vino con una permanencia de 8 meses en roble francés de la “famosa y conocida” bodega Cepa 21.

El vino está elaborado con la uva Tinta fina como no podía ser menos para un vino de la Ribera del Duero.

Si queremos quedar bien en una comida o cena es un vino resultón. Bonito de color rojo cereza, con su ribete grante/violáceo y cubierto. Un color bonito.

Necesita aireación previa, porque al igual que muchos riberas, está un poco cerrado al principio. Comienza a desplegar aromas de fruta madura junto con los especiados de su permanencia en barrica francesa.

En boca, destaca un tanino presente y potente que armoniza a la perfección con una chuleta, buey o cualquier tipo de carne roja junto con una acidez que lo hace fácil de beber y no cansino.

En definitivo un vino para todos los gustos, fácil de beber y sin fisuras. Por poner un pero, quizá le faltaría, para los golosos, algunas notas dulzonas de la madurez de la uva. Siempre hay que mejorar, pero partiendo desde un listón alto!

A disfrutarlo.

Nacho Terol

nacho.terol@eventosdeautor.com