Archivo de la etiqueta: Vinos de Ribera del Duero

Vino Cair Cuvee Roble 2.014

Esta vez hablaré del Cair roble, un vino de la Ribera del Duero con muy buenas maneras y elaborado con una magnífica materia prima.

Buen vino “básico” de esta bodega. Por encima de casi cualquier vino categoría “roble” de la DO Ribera del Duero. No es un roble ni un Crianza, sino un semicrianza que equilibra muy bien la fruta con la madera (predominando la fruta).

El Cair roble es un vino estructurado, ofreciendo una buena paleta aromática y con un postgusto agradable, fresco pero potente y con cuerpo .

Es un vino que tiene una excelente relación calidad precio. Sus 9 meses de crianza en barrica de roble le aporta a la frutosidad de la cepa de tempranillo (85%) y merlot (15%) esos aromas terciarios, vainillas, que lo hacen tan agradable.

Lleno de fruta fresca, madura, balsámicos y lácteos suaves, madera, tostados y especias muy integradas y suaves y regaliz con un toque goloso… Es una nariz perfumada, fresca, potente pero sin arrollar.

En boca taninos presentes pero limados, notas golosas de la fruta madura y acidez justa y fresca que invita a repetir el trago.

En definitiva, un vino de categoría encuadrado en la gama “roble” pero con una crianza de 9 meses que hace las delicias de aquel que lo disfruta.

Catado y disfrutado por Nacho Terol

nacho.terol@eventosdeautor.com

www.eventosdeautor.com

Avan 2.015. Tiene que dar más de sí.

Disfrutando el otro día en el Restaurante Las Tablas del Rey de Fuengirola, tuve la ocasión de catar el vino Avan 2015 de la Ribera del Duero. 

Buen vino, equilibradito, con cuerpo, estructurado…pero…..y los aromas? ¿dónde están los aromas?
Para dar un paso adelante en el mundo vitivinícola hay que buscar una personalidad, un carácter diferenciador que te haga recordar el vino…

Avan 2.015, un vino magníficamente terminado y dice poco…una pena.

Un vino al que le faltan notas primarias de la fruta y el equilibrio que le aportan las notas terciarias de los 12 meses de crianza en barrica.

El Avan 2015 es un vino elaborado con viñas de 20-40 años de forma orgánica, respetando el terruño, pero por eso mismo, echando de menos esa falta de personalidad.
Una buena elección para no mojarse, pero una elección fallida para el que pida algo más al vino.

Habrá que probar otros vinos de esta bodega, como el viñas viejas a ver si mejora el perfil aromático.

Catado por Nacho Terol en Las Tablas del Rey.

nacho.terol@eventosdeautor.com

www.eventosdeautor.com

Conde de San Cristóbal

Un vino de la bodega de Marqués de Vargas pero en Ribera del Duero. Elaborado con Tinta fina, Cabernet y merlot con un envejecimiento entre 12 y 14 meses.

Un vino rico, rico…estructurado, glicérico con aromas a frutos rojos y negros muy bien ensamblados con la madera y notas minerales.

image

Catado y disfrutado en el restaurante Illumbe en Alcobendas.

Bodega Marqués de Vargas

Vino Conde de San Cristóbal

Vino Ceres. Bodega de Dioses en Ribera del Duero

Como reza el Soneto del vino de Jorge Luis Borges nada más entrar vía telemática en la Bodega Asenjo Manso que elabora este exquisito vino Ceres en la Ribera del Duero…

Bodega Asenjo y Manso Ribera del Duero

¿En qué reino, en qué siglo, bajo qué silenciosa
conjunción de los astros, en qué secreto día
que el mármol no ha salvado, surgió la valerosa
y singular idea de inventar la alegría?

Con otoños de oro la inventaron. El vino
fluye rojo a lo largo de las generaciones
como el río del tiempo y en el arduo camino
nos prodiga su música, su fuego y sus leones.

En la noche del júbilo o en la jornada adversa
exalta la alegría o mitiga el espanto
y el ditirambo nuevo que este día le canto

otrora lo cantaron el árabe y el persa.
Vino, enséñame el arte de ver mi propia historia
como si ésta ya fuera ceniza en la memoria.

…mimando la Cepa, de forma tradicional sin utilizar herbicidas ni pesticidas que no sean naturales, esta Bodega hace lo que se debe hacer con un Pago, quererlo y mimarlo para que nos den excelentes frutos en el presente y mejores en el futuro.

Un cuidado de la cepa desde el terruño, desde la agricultura, escuchando a la vid.

Una Bodega, ésta de Asenjo y Manso, que mantiene las Cepas Viejas que le dan tantas alegrías a los que disfrutan de sus vinos.

Situada en La Horra a 18 kilómetros de Aranda de Duero se dedica a realizar una serie de vinos expresivos y cuyo leit motiv es trasladar a la copa la máxima expresión de lo que el fruto nos ofrece.

Vino Ceres_Ribera del Duero

Este Vino Ceres debe su nombre a la Diosa griega de la tierra y la agricultura. El Vino Ceres de la Ribera del Duero es un vino de color rojo picota, de capa alta con una lágrima densa que despliega toda su estructura a través del cristal de la copa.

Respetando el fruto del cual procede es una sinfonía de aromas perfectamente ensamblados entre frutos negros y especiados, cacaos y chocolates, avainillados que hacen las delicias del que lo disfruta. El Vino Ceres es un vino muy equilibrado con esas notas dulzonas de la fruta madura que ponen el contrapunto a la vigorosidad del tanino que lo hace un vino con cuerpo y de paso largo.

Como tantos vinos de la afamada Denominación de Origen Ribera del Duero, el vino Ceres es excelente para disfrutar con comidas que requieran un vino con estructura y cuerpo, ofreciendo todo sus aromas para placer del que lo bebe.

La Bodega Asenjo y Manso tiene otros vinos como el hermano mayor, el Sylvanus, Dios de la Naturaleza, cuya expresividad del terruño y mineralidad se acentúa aún más. Vino complejo donde los haya es para disfrutar y dejar transcurrir el tiempo de una forma tranquila, pausada y sosegada. Sin prisas.

En definitiva una Bodega que elabora magníficamente una serie de caldos para placer y disfrute del resto de los mortales que los catamos y los disfrutamos.

@NachoTerol 

 

Cepa 21 Hito: vino de la Ribera del Duero

Subo la cata de un vino con una permanencia de 8 meses en roble francés de la “famosa y conocida” bodega Cepa 21.

El vino está elaborado con la uva Tinta fina como no podía ser menos para un vino de la Ribera del Duero.

Si queremos quedar bien en una comida o cena es un vino resultón. Bonito de color rojo cereza, con su ribete grante/violáceo y cubierto. Un color bonito.

Necesita aireación previa, porque al igual que muchos riberas, está un poco cerrado al principio. Comienza a desplegar aromas de fruta madura junto con los especiados de su permanencia en barrica francesa.

En boca, destaca un tanino presente y potente que armoniza a la perfección con una chuleta, buey o cualquier tipo de carne roja junto con una acidez que lo hace fácil de beber y no cansino.

En definitivo un vino para todos los gustos, fácil de beber y sin fisuras. Por poner un pero, quizá le faltaría, para los golosos, algunas notas dulzonas de la madurez de la uva. Siempre hay que mejorar, pero partiendo desde un listón alto!

A disfrutarlo.

Nacho Terol

nacho.terol@eventosdeautor.com