Archivo de la categoría: V.T. Castilla / La Mancha

Pago Florentino 2.015. Una delicia de Arzuaga en la Mancha.

El Pago Florentino 2.015 es un vino de pago que se elabora con uva Cencibel (Tempranillo) de la Finca La Solana, y constituye la apuesta de Bodegas Arzuaga por la singularidad de estas tierras  manchegas.

Viñedos del Pago Florentino 2.015

Hablando de los viñedos de procedencia de este Pago Florentino 2.015, se encuentran situados en la localidad manchega de Malagón, rodeando la bodega y situados al pie de una colina.
Tienen la protección por el norte de la sierra y orientados al sur, hacia dos lagunas naturales.
Los suelos están formados por Galets en superficie, subsuelo con arcillas de un alto potencial de retención y una capa de pizarra por debajo que funciona a modo de balsa.

Elaboración del Pago Florentino 2.015

Después de ser despalillado, la uva se encubó en depósitos de acero inoxidable por gravedad, se maceró durante 4 días en frío y posteriormente se realizó la fermentación alcohólica a una temperatura inferior a 28ºC.
Tras su fermentación alcohólica, el vino se llevó a barricas nuevas de roble francés y americano para realizar la fermentación maloláctica y su posterior crianza durante 12 meses.
La maloláctica en barrica es uno de los secretos de este vino para tener ese marcado carácter de notas tostadas y especiaditos, que lo hace tan rico.  Eso sí, como vino de Bodegas Arzuaga, fruta, lo que es mucha fruta, las percibimos al fondo…

Notas frutales con recuerdos de bayas rojas y negras, así como toques torrefactos y un paso por boca sedoso y amable, intenso y largo. Ideal para acompañar arroces con setas, carnes blancas y rojas, estofados, rabo de toro y postres con chocolate.

Cata del Pago Florentino 2.015

Pasando a la cata, en la fase visual vemos que tiene un brillante de color rojo rubí, con ciertos matices violáceos.

En Nariz encontramos multitud de matices diferenciados, entrelazándose la fruta roja madura con los aromas de café tostado, frutas negras y torrefactos.
Por último en boca, tiene una entrada sedosa y amable, con gran intensidad y duradero en el tiempo; el retronasal vuelve a recordar las frutas negras y torrefactos percibidos en nariz.
Rico, rico, rico, como diría Arguiñano.

Comentarios del Autor

Resumiendo es un vino con un claro carácter marcado por los vinos de la Bodega madre “Arzuaga”. Muy interesante y favorito de muchos comensales en la mesa.
Un vino que no falla en Cata de vinos, siendo uno de los más apreciados y valorados en cata.
De hecho es uno de los vinos que utilizamos en las Catas de Vino y en los Casino del Vino que realizamos en Eventos de Autor.
Nacho Terol

Pago Florentino de Bodegas Arzuaga

Catamos de nuevo un vino que hace gala del cuidado del fruto y de una buena crianza, el Pago Florentino.
De casta le viene al galgo esos toques de maderitta (12 meses de crianza en barrica) tan característicos de Bodegas Arzuaga.

image

Es un vino de color intenso, ribete granate y capa alta. En nariz esa Cencibel de Ciudad Real (tempranillo de toda la vida) bien concentradito en taninos y antocianos. Madera y especiaditos ricos, ricos se entremezclan con la fruta madura.

image

En boca ataque intenso, estructurado y con volumen. De trago medio pero completo. Un vino muy rico con una Rcp excepcional.
Uno de mis vinos de cabecera para cualquier ocasión. No defrauda y lo más importante, al gusto de todos.

Bodegas Arzuaga
Tempranillo
12 meses de crianza

Nacho Terol

Pago del Vicario 50-50 2.009

Hoy voy a hablaros de un vino que me gusta mucho el Pago del Vicario 50-50 concretamente de la añada 2.009.

La Bodega que lo elabora se llama Pago del Vicario y las 130 hectáreas que componen su viñedo se encuentran a 9 Km de Ciudad Real, en el término municipal de Las Casas junto a la ribera del río Guadiana y en las primeras estribaciones de los Montes de Toledo.

Bodega Pago del Vicario

Antes de comentar el vino en cata resumir que es un vino muy rico y resultón con una excelente relación calidad/precio. Dato a tener muy en cuenta en los tiempos que corren.

El Pago del Vicario 50-50 está elaborado con un coupage de dos uvas, la variedad autóctona Tempranillo acompañada de Cabernet Sauvignon, ambas vendimiadas por la noche, evitando las temidas prefermentaciones en el transporte a Bodega producidas por el impacto del calor. Un tándem perfecto que aporta beneficios mutuos al vino resultante.

El vino ha sido criado en barricas de roble americano, francés y del Cáucaso durante un periodo de 12 meses.

 pago-del-vicario-50-50

Pasando a la fase visual en la cata, nos encontramos que tiene un color rubí de capa media alta, buena y densa lágrima que se desliza con lentitud por la copa y un ribete con incipientes notas teja.

En nariz es muy frutal, destacando las frutas del bosque rojas y negras en sazón, notas balsámicas, especiados, eucalipto y algo de pimienta negra.

En boca es corpulento, con carácter, elegante y equilibrado, con carnosidad, muy afrutado, golosón con taninos domados, presentes los ahumados y especiados por su estancia en barrica, notas minerales y elegante acidez que te invita a seguir bebiendo. Muy buen paso de boca, medio-largo y aterciopelado.

El Pago del Vicario 50-50 es ideal para acompañar comidas de carne a la brasa, asados o salsas especiadas. Lo tomé con un corderito lechal y fue un maridaje fantástico.

Un vino con carácter y personalidad de los que te llaman la atención, lo apuntas y no te dejan indiferente. Insistir en la excelente relación calidad precio (entre 8 y 10€). Óptimo para pedir en restaurantes (no se va de precio) y estupendo para las comidas/cenas en casa para sorprender a familiares y amigos.

Aquí va una lista de premios,…aunque lo mejor es catarlo!

Premios del Pago del Vicario 50-50

Medalla de Oro Concurso Internacional Cinve Valladolid 2012 Medalla de Oro Chalenge International Du Vin (Francia) Medalla de Oro Expovina Wein Contest (Suiza) Tropheé Prestige Les Citadelles Du Vin (Francia).

Nacho Terol

Experto Gastronómico

@NachoTerol

Martúe 2.008: apto para todos los gustos

Voy a comentar un vino que bastantes de vosotros conoceréis de una buena Bodega, Martúe. Concretamente el tinto Martúe 2.008.

Vino multivarietal de Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot prácticamente a partes iguales con un poco de Syrah (5%) y con 7 meses de crianza en roble francés (70%) y americano (30%). 

A la vista de color rojo picota de capa alta con ribete granate. Lágrima fina y densa. En nariz: Frutos rojos con notas especiadas de su permanencia en barrica. Menos expresivo en nariz que la añada 2.007

En boca, destaca su equilibrio. Vino fácil, sin aristas, aunque con menos personalidad que en añadas anteriores. Tiene ausenca de notas dulzonas (destaca menos la madurez de la frtuta) y tiene un tanino más suave. Tiene menos cuerpo que en años anteriores. Eso sí, ideal para picoteo, entrantes y comidas suaves. Fácil de beber refrescante y apto para todos los gustos. Una apuesta segura y con muy buen precio (6-7 € aprox). Pero eso sí, no le busquemos más vueltas. Rico y sencillo.

Nacho Terol

nacho.terol@eventosdeautor.com